Todo sobre el síndrome de Cushing

El síndrome de Cushing está originado por un exceso de cortisol crónico, llamada la hormona del estrés, que puede ocasionar obesidad, variaciones en la piel, hipertensión arterial, alteraciones psíquicas, osteoporosis, etcétera.

Lea también:La ciencia sobre la eficacia de la homeopatía

Un síndrome es un conjunto de síntomas y signos. En el síndrome de Cushing éstos son originados por un exceso de cortisol crónico. El cortisol es una hormona de tipo glucocorticoide que se produce de manera natural en la cápsula suprarrenal, un órgano endocrino –es decir, que produce hormonas– situado por encima de ambos riñones. Conocido también como la “hormona de estrés”, el cortisol desempeña acciones muy importantes, como son el mantenimiento de los niveles de la glucosa en la sangre y el funcionamiento de los sistemas nervioso y cardiovascular. Además, el cortisol protege de mecanismos autolesivos como, por ejemplo, las respuestas inflamatorias e inmunitarias excesivas que pueden ser perjudiciales para el organismo.

Causas del síndrome de Cushing y prevalencia

Las dosis altas de corticoides son parte del tratamiento de leucemias, linfomas, trasplantes, etcétera debido a sus propiedades antiinflamatorias y a su capacidad para frenar algunas respuestas inmunológicas.

En el adulto, la causa endógena más frecuente de la enfermedad de Cushing que es debida a la secreción excesiva y de manera crónica de una hormona que estimula la producción de glucocorticoides.

Esta enfermedad es aproximadamente ocho veces más frecuente en las mujeres que en los hombres, y suele darse más entre los 20 y 40 años de edad.

El síndrome de Cushing endógeno es una entidad muy poco frecuente: tiene una incidencia de dos a cuatro casos por millón de habitantes y año; y la causa más frecuente, la enfermedad de Cushing, tiene una incidencia de 1,2 a 2,4 casos por millón de habitantes y año.

Con información de WebConsultas

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados