Un único fármaco podría curar 7 tipos de cáncer

Fuente: medciencia.com/salud – ATS Web

Aunque el título de la noticia suene a algo milagroso o sensacionalista, nada más lejos de la realidad. Es posible, al menos por los primeros estudios, que se haya descubierto el “botón” indicado para poder acabar con diferentes tipos de cáncer, además de otros tipos de enfermedades. Esto, de seguir la investigación con buenos resultados, sería un gran salto para la medicina.

Según estas primeras investigaciones, los científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, dirigidos por el biólogo Irving Weissman, afirman que pueden haber descubierto un tratamiento eficaz para reducir o, incluso, curar los tumores de mama, ovario, colon, vejiga, hígado y cerebro. Ahí es nada.

En dicho estudio se examinaron las células cancerosas de los diferentes tumores en diferentes pacientes y, atentos al dato, en casi todas estas células aparecía una proteína protectora llamada CD47, que ya había sido estudiada anteriormente por el doctor Weissman en relación con casos de leucemia y linfoma (otros dos tipos de cáncer).

En esencia, la proteína CD47 es un marcador de “no destruir” que se muestra en las células sanguíneas normales, manteniendo así a raya al sistema inmune para que no las ataque. Digamos que es una “señal” de prohibido atacar, para que nuestro organismo diferencie lo bueno de lo malo.

Su peculiaridad está en que el doctor Weissman también encontró esta proteína, en cantidades elevadas, en las células de leucemia y linfoma, provocando así que se volvieran “invisibles” para las células del sistema inmunitario, y estas no atacaran. Cuando se bloqueó CD47, se descubrió que el sistema inmunitario podría volver a ser entrenado para reconocer las células cancerosas y poder atacarlas.

Además, este mismo tipo de bloqueo también era beneficioso contra otras enfermedades (aparte del linfoma y la leucemia), ya que sus resultados también se dieron en los cánceres de mama, ovario, colon, vejiga, cerebro, hígado y próstata, dando lugar a un ataque del sistema inmunitario contra las células cancerosas al bloquear la proteína CD47.

Posteriormente, al implantar células tumorales humanas en ratones y después aplicar anticuerpos contra CD47, encontraron que el tratamiento inhibía el progreso de los tumores, además de prevenir las metástasis (tumores secundarios hacia otros órganos o localizaciones a partir de un primer tumor).

“Hemos demostrado que, incluso después de producirse el tumor, el anticuerpo puede curar la enfermedad o retardar su crecimiento y evitar la metástasis”, afirma el doctor Weissman.

Aunque los resultados son prometedores, algunos expertos opinan que aún no podemos cantar victoria (y tienen toda la razón), ya que podría haber efectos secundarios al tratamiento con anti-CD47 que aún desconocemos (igual que sucede con la quimioterapia, que ayuda pero provoca efectos bastante desagradables). Y también queda probarlo con humanos, ya que puede ser que el efecto en ratones no sea el mismo que en humanos.

De todas formas, intentaremos mantener la esperanza en que, algún día, prueben que esta nueva técnica contra el cáncer sea una realidad.



Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados