Varices: Estos son los factores de riesgo

Las varices ocurren por una reacción inflamatoria que lleva a que exista acumulación de sangre en las venas las cuales comienzan a dilatarse, inflamarse y elevarse en la superficie cutánea. Aunque las piernas son las más propensas a presentar varices, igualmente pueden estar presentes en el esófago (varices esofágicas), en la región anal (hemorroides) y en la región testicular (varicocele).

Factores de riesgo
  • Antecedentes genéticos o hereditarios
  • Embarazos y anticonceptivos orales
  • Antecedente de haber presentado una trombosis venosa profunda
  • Perdurar de pie o permanecer sentado con las piernas cruzadas, durante un tiempo prolongado sin ejecutar movimientos de los miembros inferiores
  • Uso de prendas de vestir muy ajustadas
  • Uso de calzado con tacón muy alto
  • Sobrepeso y sedentarismo
  • Menopausia y vejez

varices-a-tu-salud

Lea también: Remedio con áloe y miel para tratar las varices

Síntomas de las varices
  • Dolor o sensación de pesadez en las piernas al estar largo tiempo de pie o sentado con las piernas cruzadas
  • Calambres, sensación de ardor, disconfort en las piernas
  • Edema (hinchazón)
  • Cambios cutáneos de los miembros inferiores como hiperpigmentacion u oscurecimiento de los tobillos
  • Engrosamiento de la piel o Lipodermatoesclerosis
  • Ulceras varicosas
  • Puede ocurrir sangramiento
Tratamiento

El tratamiento dependerá de la causa de las varices así como de los vasos que se encuentren comprometidos. Debe ser realizado por un especialista con conocimientos sobre medicina vascular. No todos los pacientes reciben el mismo tratamiento.

Lea también: Tratamiento para las várices con radiología intervencionista

Algunos de los métodos más populares son:

  • Uso de medias de compresión decreciente, que dependiendo del nivel del reflujo pueden ser indicadas bien sea hasta la pantorrilla o en toda la extremidad.
  • Escleroterapia. Se trata de la inyección de un líquido esclerosante o espuma en las arañitas vasculares.
  • Laser a nivel percutáneo para varices de pequeño calibre.
  • Laser o radiofrecuencia endoluminal mediante la introducción de una fibra de láser o catéter de radiofrecuencia en la vena.
  • La flebectomía es la extracción quirúrgica de la varice severamente dilatada mediante  pequeñas incisiones en la piel  con  una baja tasa de complicaciones siempre y cuando sea realizada por personal médico entrenado.
  • La rehabilitación está planteada como tratamiento en los pacientes con falla de bomba, con o sin cirugía.

Fuente: arteriasyvenas.org

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados