Ventajas del champú en polvo para el pelo graso

Si tienes el pelo graso, el champú en polvo es uno de los favoritos para este tipo de pelo.

Las tendencias en el cuidado del cabello cambia de un momento a otro diariamente. Primero eran los champús sin sulfatos, luego dimos la bienvenida al champú sólido, y ahora es el protagonista es el champú en polvo.

Este tipo de lavado capilar está especialmente indicado para personas con el pelo graso y el formato es de lo más práctico.

Limpia el cabello en profundidad y, por si fuese poco, lo deja perfectamente nutrido, así que todo son ventajas.

¿Qué es el champú en polvo?

Lo cierto es que no es totalmente nuevo porque los polvos, como por ejemplo los de talco, siempre han sido grandes aliados de los cabellos grasos porque absorben el exceso de sebo.

Pero, nunca hasta ahora se había creado un champú que también fuera capaz de dejar la melena manejable, bonita y nutrida.

Uno de los principales beneficios que ofrece el champú en polvo es que purifica y limpia el cuero cabelludo con suavidad.

Es muy importante porque hay algunos champús para el pelo graso que retiran todo el sebo del cuero cabelludo de forma agresiva.

Lo que ocurre en estos casos es que el organismo detecta la falta de grasa, y genera más, entrando así en una especie de círculo vicioso del que resulta muy complicado salir.

Lo que hace el champú en polvo es retirar la cantidad de sebo justa y necesaria para que el pelo quede limpio.

Del mismo modo reduce su producción, algo esencial para evitar que el problema se repita de forma indefinida.

A diferencia de los polvos comunes para los cabellos grasos, no reseca y deja la melena nutrida y con un brillo espectacular.

Uno de los principales problemas en el cuidado del pelo graso es que se tiende a creer que al tener exceso de sebo está bien hidratado.

Una melena puede tener mucha grasa pero estar falta de agua. Por dicho motivo es importante apostar por productos que regulen la producción de sebo y al mismo tiempo nutran e hidraten.

¿Cómo se utiliza el champú en polvo?

Se trata de un formato muy cómodo.

Primero se humedece el pelo. Luego se vierte el contenido en la palma de la mano y se masajea el cuero cabelludo con suavidad y con movimientos circulares.

Finalmente, se deja actuar un par de minutos para que absorba el exceso de grasa, y se enjuaga con abundante agua tibia.

¡Fácil y rápido!

Consejos para cuidar el pelo graso

  • Primero, antes de lavarte el pelo recuerda que debes cepillarlo.

De esta manera eliminas la suciedad más superficial y el lavado es mucho más efectivo. Este es un consejo esencial en todo tipo de cabellos, pero muy especialmente en los grasos.

Al momento de lavarte el pelo, el agua debe estar tibia. Si está muy fría no se elimina bien la grasa ni los residuos, y si está muy caliente la cutícula se abre en exceso y el pelo termina estropeándose.

¿Cada cuánto tienes que lavarte el pelo?

Cuantos más lavados, más grasa genera el cabello. Utilizando el champú en polvo puedes espaciar los lavados cada tres días.

El secador y las planchas no deberías utilizarlo a diario porque el calor favorece la producción de sebo y reseca las puntas.

Con información de: https://okdiario.com/

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados