Atento: Así es la masturbación compulsiva

La masturbación compulsiva es aquella que se convierte en una actividad independiente del placer sexual, más allá de la frecuencia con la que se practique y genera problemas en nuestras relaciones con el entorno.

Lea También: Cardio exprés: una rutina HIIT que puedes hacer en 15 minutos

Carme Sánchez, sexóloga, establece que la masturbación es un acto compulsivo cuando la persona solamente puede centrarse en el acto de la masturbación, cuando existe una incapacidad de la persona para no impedir el deseo.

«Es más prevalente en hombres que en mujeres y presenta una elevada comorbilidad con otras patologías psiquiátricas como trastornos del estado de ánimo como la depresión, la ansiedad.

Dibujos de hombres.

En cuanto a la edad, no hay datos que determinen cuando la masturbación es o no un acto compulsivo. En términos generales, para Sánchez es importante «establecer un gradiente que puede ir desde un comportamiento sexual excesivo».

“Si interfiere en las relaciones de pareja o sociales como, por ejemplo, si la persona prefiere quedarse en casa y aislarse, en lugar de quedar con su pareja, tener relaciones sexuales con ella o salir con amistades, o si se ausenta del trabajo para masturbarse”, detalla Sánchez.  Por otra parte, hay otros indicadores físicos que nos pueden ayudar a detectar si la masturbación es compulsiva como “irritaciones en el prepucio o dolor en el pene en el caso de los hombres y en el caso de las mujeres malestar acusado en la vulva, en la parte externa del clítoris o interna de la vagina”, expone esta especialista y añade: “Sin olvidar el cansancio o fatiga en general, no solo a nivel sexual”, refiere CuidatePlus.

¿La masturbación compulsiva es una adicción?

“La masturbación compulsiva se incluye dentro del conjunto de conductas del Trastorno Hipersexual en el DSM-5, manual de referencia mundial para los trastornos psiquiátricos, o como se denomina popularmente adicciones sexuales”. En este punto, desde el Servicio Psiquiatría y Psicología Hospital Universitario Dexeus indican que “el Trastorno Compulsivo Sexual o Hipersexualidad excesiva y no controlada engloba todas las conductas sexuales que, como la masturbación compulsiva, se convierten en un comportamiento inevitable que deteriora las relaciones familiares, afectivas, sociales, económicas o laborales. Desde este centro advierten que estas adicciones se caracterizan por pensamientos sexuales recurrentes a lo largo del día, la urgencia por llevar a cabo estas prácticas sexuales, la negación del problema, la falta de autocontrol y la necesidad de incrementar la intensidad y la frecuencia de la conducta sexual. Por otra parte, Sánchez puntualiza que “la masturbación se tenga o no pareja es una conducta sana en sí misma” dado que “la patología deviene cuando perjudica a la vida de la persona por exceso, pero sobre todo por la impulsividad, es decir, por no tener control sobre ella”. 

De no poder controlar el deseo de masturbarte, deberías acudir a un médico para tratar el trastorno.

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados