El efecto de los juguetes eróticos en los hombres (+Detalles)

Los juguetes eróticos ocupan la conversación desde hace varios meses y parece que seguirá así, según un informe del mercado global publicado por Technavio, en donde concluye que el crecimiento es imparable.

Lea también: Las graves consecuencias de un golpe en los testículos

Estas cifras eran inimaginables hace unos años, cuando hablar de la sexualidad era todo un tema tabú.

«La sexualidad femenina no solo era tabú, a veces ni existía. Las investigaciones sobre la complejidad del clítoris son recientes, por ejemplo», recuerda Begonya Enguix, profesora de los Estudios de Artes y Humanidades de la UOC e investigadora del grupo MEDUSA (Géneros en Transición: Masculinidades, Afectos, Cuerpos y Tecnociencia).

Los expertos coinciden en que hablar sin tapujos del placer femenino y las herramientas supone una novedad y evidencia en cambio de la sociedad en cómo perciben las relaciones erótico-sexuales.

Este hecho según la antropóloga y experta Begonya Enguix está relacionado co nela uge y la presencia de los movimientos feministas, con la mayor conciencia sobre la necesidad social de relaciones de género justas e igualitarias.

Aunque este nuevo escenario supone un paso más hacia la igualdad, no todos perciben de forma positiva el cambio, ya que puede crear inseguridades en el sector masculino.

«En el caso de masculinidades tradicionales que se consideran custodias del cuerpo femenino y responsables únicas de su placer, pueden ver amenazada su virilidad», señala Enguix.

Según Enguix, desde una perspectiva tradicional se considera que el hombre es miembro activo de la pareja y la mujer, un objeto de espera de ser seducido y conquistado, elemento pasivo destinado al goce y disfrute masculinos.

Los hombres siguen viviendo así las relaciones sexuales son quienes pueden encontrar en los juguetes eróticos un competidor.

Sin embargo, para los expertos ese porcentaje de la población es más reducido cada día.

«Afortunadamente, hay muchas parejas que no funcionan de este modo ni consideran que la responsabilidad sobre unas relaciones personales, afectivas y sexuales plenas y placenteras tenga que recaer únicamente sobre el miembro masculino», señala la profesora de la UOC.

El paso hacia unas relaciones más igualitarias, también en el terreno sexual, no es el único efecto que trae la visibilidad del placer femenino individual.

Otra consecuencia es que ha ayudado a terminar con el tópico de que los hombres tienen más necesidades de relación sexual o de satisfacción sexual que las mujeres.

«En realidad se trata de un mito superado hace tiempo; quizá habría que hablar de una ideología puesta en circulación en determinados momentos históricos», señala el sociólogo Francesc Núñez, profesor de los Estudios de Artes y Humanidades de la UOC.

Tampoco el uso de juguetes sexuales por las mujeres no es nada nuevo; el estudio refiere que el uso de vibradores puso en evidencia que es algo común. Sin embargo, hay una novedad respecto a estos juguetes eróticos y es que los medios tecnológicos los hacen cada vez más sofisticados.

Resultado de imagen de juguetes eróticos

Tampoco el uso de juguetes sexuales por las mujeres no es nada nuevo; el estudio refiere que el uso de vibradores puso en evidencia que es algo común. Sin embargo, hay una novedad respecto a estos juguetes eróticos y es que los medios tecnológicos los hacen cada vez más sofisticados.

«La tecnología siempre ha sido aplicada a las prácticas sexuales (y a todas las acciones humanas). Pero las nuevas tecnologías son más potentes en su capacidad de intervenir en este caso en el placer erógeno o sexual», afirma el profesor de la UOC.

Esta es una de las razones de que la satisfacción sexual obtenida por medio de estos productos haya aumentado en los últimos años. ¿Significa eso que tenderemos cada vez más a vivir el sexo de forma individual? «De momento no parece que estas prácticas vayan a sustituir a las relaciones corporales entre personas», señala Francesc Núñez. «Pero, sin duda, en muchos casos pueden suplirlas y reducir la búsqueda (o la necesidad) de las relaciones «físicas»», afirma, ya que, según el experto, cada vez más nuestra relación con el mundo pasará a través de la tecnología y de las pantallas.

Con información de ABC Bienestar

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados