¿Tu vagina se deprime?

Aunque te suene un poco extraño, tu vagina se deprime. Ahora bien, ¿cómo puedes saber si tu vagina está deprimida?

Según los expertos, los síntomas de las vaginas deprimidas son muy comunes, pero también muy confusos. Generalmente se confunden con una infección vaginal.

Conocida científicamente como Vulvodinia o vulvodina, la depresión vaginal es padecida por más de 6 millones de mujeres en el mundo anualmente.

Se manifiesta como un dolor incesante en la zona vaginal, puntualmente en la vulva, que aparece sin avisar y puede durar días o meses. Algunas mujeres lo han descrito como el dolor similar al de un trabajo de parto sin epidural.

Su origen se desconoce, pero también se presenta con ardor y quemazón en la zona vaginal. Por esta razón muchas veces se confunde y se trata erróneamente como una infección.

vagina

Lea también: ¿Es correcto usar duchas vaginales?

¿Qué la ocasiona?

No se sabe a ciencia cierta qué ocasiona la vulvodina, pero se ha indicado que la depresión y el estrés pueden ser detonantes.

¿Cómo se cura?

Aunque no hay un tratamiento específico, la vulvodina se trata a base de antidepresivos. También algunos especialistas sugieren como tratamiento, sostener relaciones sexuales. Aunque haya un poco de dolor, según los expertos, al mantener relaciones sexuales se incrementa el nivel de colágeno y mejora el flujo sanguíneo en la vagina, lo cual mitigar un poco el dolor.

Lea también: Atrofia vaginal: síntomas y tratamientos

El portal MDZ ofrece un test para saber si se padece de vulvodinia:

1. ¿Has sido tratada por infecciones vaginales, pero sigues con dolor después de que los tratamientos terminaron?

2. ¿Has tenido ciclos recurrentes de infecciones urinarias y vaginales que parecen venir una detrás de otra?

3. ¿Te ha pasado que has ido a un doctor quejándote de infecciones vaginales y los análisis han determinado que no tienes infección?

4. ¿Empezaron tus síntomas después de una serie de infecciones vaginales, bacteriales o urinarias o de un trauma pélvico como una operación o una caída?

5. ¿Sufres de alergias o problemas dermatológicos?

6. ¿Te han diagnosticado cistitis intersticial, fibromalgia, colon irritable o alguna enfermedad autoinmune o inflamatoria?

7. ¿Estás experimentando un declive en tu interés sexual?

8. ¿Estás deprimida o estresada?

Si respondes afirmativamente a por lo menos 4 preguntas, podrías tener vulvodinia, por lo que es importante que consultes con un especialista y no te automediques.

Con información de Internet 

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados