¿Cómo afrontar los tiempos de crisis?

Cuando el ser humano se encuentra en situaciones de estrés, pero los factores que causan esta condición son externos, la crisis es más difícil de controlar porque los elementos no dependen de la persona afectada.

La psicóloga Yelena Yanes explica que en situaciones donde la crisis no es personal sino externa y colectiva, lo primero y más importante que debe hacer cada individuo es reconocer el momento que se está viviendo; es decir, no caer en negación.

Evitar la realidad de lo que está ocurriendo no hace que la situación cambie, por el contrario, genera mayores consecuencias negativas a la psiquis de las personas, porque no ven el problema y no le hacen frente, lo que causa que queden atrapados en una mentira.

Una vez que se haya reconocido que existe una situación de crisis, hay que buscar soluciones para salir del problema o tratar de que este perjudique lo menos posible.

Dependiendo del grado de la situación se generarán distintas respuestas físicas, emocionales y cognitivas. La experta señala que las reacciones físicas más comunes son hiperventilación, taquicardia, sudoración, diarreas, dolores de cabeza, sobresalto y/o temblores; cuando estas respuestas son producto de la ansiedad, la persona debe tomar medidas de relajación, como por ejemplo 10 minutos de respiración profunda, tratar de despejar la mente y los pensamientos de la realidad que se esté viviendo en ese momento. Así se evitan los ataques de pánico y se abre paso a la búsqueda de soluciones.

Las reacciones emocionales, por lo general, están asociadas a miedo, rabia y dolor; cada una de estas emociones generan respuestas: el miedo trae pánico, el dolor depresión y la rabia violencia.

Según Yanes lo principal es definir cuál y cuánto de las tres emociones se está presentando en el ser, para después controlarlas. Por ejemplo, la rabia se controla con gasto de energía, hacer ejercicios al aire libre es una buena opción para drenar este sentimiento, sin embargo, si la situación externa no permite salir de la casa, hay ejercicios que se pueden hacer dentro del hogar para liberar el enojo.

La persona también podría ocuparse con labores de la casa que se tenían olvidadas por falta de tiempo, es decir, realizar actividades que distraigan la atención hacia otras cosas diferentes a lo que genera la rabia.

En el caso del miedo solo se supera enfrentándolo. Las personas que tienen miedo, por lo general, piden que no les digan nada para no saber del tema, pero esto tampoco es positivo, las personas deben estar informadas de las situaciones que se estén presentando, buscar información sin generar obsesión. En casos de miedos el apoyo familiar es fundamental.

En función a las situaciones de estrés o crisis que se puedan presentar, el gremio de psicólogos está a disposición de las comunidades para prestar ayuda gratuita ante estos momentos. Las personas interesadas pueden contactarlos vía Twitter: @PsicoAyudaUCAB @PsicoApoyoVE @Psiquearte @PsicoVivir @PSFvenezuela @Funvepsa @ColegiodeMiranda

 

Fuente: Yelena Yanes. Psicólogo clínico. Presidente del Colegio de Psicólogos del Estado Miranda. Teléfono: 0412.014.06.19. Twiter: @yelenayanes

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados