Cómo erradicar los miedos a través de la Programación Neurolingüística

El Dr. Juan Antonio Pérez, egresado de la Universidad Libre de Bruselas, con Post Grado en PNL, Doctorado en Conducta Humana e Hipnoterapista, nos habla acerca de cómo eliminar los miedos y aprender a controlar los estímulos a través de la Programación Neurolingüística o PNL.

Inicialmente, hay que diferenciar qué es un miedo y qué es una fobia, ya que cualquier estímulo a través de nuestros cinco sentidos el cerebro lo procesa como algo que genera un pensamiento y una emoción, simultáneamente ante esta incitación genera en el individuo una conducta.

”Por ejemplo: yo veo una cucaracha y puedo ante ese estímulo controlarme e inclusive dominar mis sentimientos y comportamiento, estamos hablando de un simple miedo. Pero, cuando ese mismo estímulo controla a la persona, ya pasa a ser una fobia y literalmente esa conducta está condicionada por ese estímulo. Esa es la diferencia entre el miedo y una fobia”. Añade el especialista.

Pérez explica que en la programación neurolingüística la trabajan a través del inconsciente de la persona, con el fin de que el mismo estímulo cambie su significado dentro del individuo. “Entonces cuando antes te paralizabas por algo, luego de una sesión puedes hacer tranquilamente lo que antes no podías. Dado que estás sintiendo y pensando algo diferente a lo que anteriormente te limitaba”.

“Lo mejor de todo es que en la PNL no nos preguntamos de dónde viene, por qué se origina esa fobia. Eso para nada interesa. Ya que lo que nos interesa saber qué es lo que te activa esa fobia. Eso es lo que nosotros trabajamos. Por eso es que esto nada tiene que ver con la psicología”. Agrega Pérez.

El Doctor expone que cada sesión consiste en llevar a la persona a un trance, y con ciertas técnicas lo que hacen es cambiar el significado del estímulo.” Y pues, obviamente si tu piensas y sientes diferente ante esta fobia al pasar por una sesión será capaz de por ejemplo, subir al ascensor como si te comieras un pedazo de chocolate. Es decir, haces esa actividad como todas las demás, de manera normal».

Cabe destacar que esta técnica no varia según el tipo de fobia que exista, ya que de igual forma se está tratando es el estímulo. Todas las técnicas son muy parecidas, sólo depende si la persona es más kinestésica o si la persona es más auditiva o visual.

Dado que, los seres humanos tenemos un sistema de representación que nos caracteriza, hay personas que son más visuales, otras auditivas y otras más sensibles o kinestésicas. Sin embargo, “la técnica es muy parecida y se trabaja en base al mismo principio que es el estímulo. Y consiste en llevar a la persona a una relajación guiada, entra en una especie de trance y mientras le hablamos ella comienza hacer su cambio internamente”, precisa.

El inconsciente es lo que nos domina el 80% en lo que nosotros consideramos rutinario, una conducta es lo que nosotros repetimos conscientemente al principio en una actividad. Luego de tanto repetirlo pasa a nuestro consciente y se convierte en un hábito.

El hábito es controlado por el inconsciente y la conducta es controlada por el consciente, porque lo hacemos a principios consciente de ello. “Por ejemplo, las dietas son conductas y el hábito es lo que hace que se tenga el cuerpo que tienes, si la continúas a lo largo del tiempo, se convertirá en un hábito”.

Con respecto a la cantidad de sesiones que requiere la persona depende de cada individuo. Por lo general el 50% de las personas necesitan sólo una sesión, siendo tres lo máximo de sesiones requeridas para tratar estas fobias.

Más información en  http://juanantonioperez.net/

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados