Cómo acabar con los pensamientos negativos circulares

Probablemente sepas a qué me refiero con lo de ‘pensamientos circulares’. Pues te parecerá increíble pero la mente posee un proceso muy semejante al que hacen las vacas cuando comen, que lleva el mismo nombre que esa masticación lenta y sin engullir.

Específicamente la rumiación mental supone cuando la persona empieza a darle vueltas de forma seguida y duradera a un pensamiento negativo sin ser capaz de dejar de hacerlo.

La mente humana tiene cierta tendencia al pensamiento negativo, pero sólo por una cuestión de supervivencia. El cerebro tiene que percibir y descubrir los peligros, sino seriamos unos inconscientes y pereceríamos en ellos. Pero una vez estamos salvados de un posible peligro, la persona si no le pone remedio puede continuar con los pensamientos negativos.

Ejercicios-para-superar-el-pensamiento-obsesivo

Lee: El entrenamiento no emocional ayuda al cerebro a regular las emociones

Conjuntamente puede haber elementos externos que nos causen la posibilidad de comenzar a rumiar. La rumiación es tóxica, es puro veneno para nuestro cuerpo, de hecho no es directamente el pensamiento el tóxico, sino la fabricación masiva que nuestro cuerpo va ha hacer de hormonas para sustentarnos ante tal distrés que el cuerpo activará ante tanto peligro.

Así que nuestra primera misión debe ser impedir entretener nuestros pensamientos en temas que sean negativos para nosotros mismos, porque eso nos producirá daño, conjuntamente de producir daño a los demás. Todo esto podemos hacerlo de maneras sencillas si las practicamos y nos acostumbramos a ello:

  • Relajarnos con algún método o técnica como la meditación.
  • Acudir expresamente al pensamiento positivo.
  • Visualizar como solucionado, aquello que nos preocupa.
  • Distraerse con cosas que nos hagan felices y nos aporten positividad.
  • Intentar sonreír, y ser agradecidos con lo que tenemos y con los demás.
  • No hacer cosas que nos pueden acabar aportando más negatividad

No es sencillo, pero vale la pena porque con el manejo prolongado de estas praxis cambias el sentido de tu mente y la conviertes en una mente cargada de positividad.

También puedes consultar: Las enfermedades son el reflejo de emociones reprimidas

Fuente: nosotras

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados