Mitos y verdades sobre los anticonceptivos (Parte I)

Yakary Prado

Hay mujeres que no pueden usar algunos tipos de anticonceptivos

CIERTO:  Antes de recetar cualquier tipo de anticonceptivos hay que hacer una evaluación médica para saber que no haya ninguna enfermedad. Los anticonceptivos combinados deben usarlo sólo las mujeres sanas, jóvenes, no fumadoras. Si la mujer tiene más de 35 años y fuma más de 15 cigarrillos al día porque el cigarrillo, la edad y el anticonceptivo aumentan el riesgo de infarto al miocardio. La hipertensión no controlada es una contraindicación para anticonceptivos combinados de estrógenos y progesterona.

Tampoco pueden usar anticonceptivos combinados pacientes con antecedentes de trombosis venosa tanto personas como familiares, ni de cáncer de mama o endometrio, o con migraña con aura (síntomas visuales y neurológicos) Las opciones para las que no puedan ser usuarias de los anticonceptivos combinados son los anticonceptivos de sólo progestágeno (orales o en forma de implantes) o métodos anticonceptivos intrauterinos.

El anticonceptivo de uso prolongado causa a la larga infertilidad

FALSO: Esta es una de las mayores preocupaciones de las mujeres antes de decidir tomar un anticonceptivo y hasta el momento, no se ha comprobado una relación de infertilidad con este método. Lo que ocurre es que existen mujeres con problemas de ovulación y fertilidad previos que toman anticonceptivos y terminan achacando a éstos sus problemas para concebir.

Los anticonceptivos pueden funcionar para el tratamiento de quistes funcionales de ovario

CIERTO: En los casos de pacientes con quistes funcionales de ovario, que son quistes simples totalmente líquidos y que ecográficamente parecen benignos, el ginecólogo puede recetar anticonceptivos combinados para inhibir la ovulación transitoriamente. En efecto, hay una disminución de quistes funcionales de ovario en pacientes que toman anticonceptivos orales. Esta opción terapeútica también puede funcionar en pacientes jóvenes que tienen un trastorno que se llama síndrome de ovario poliquístico. El anticonceptivo nos va a ayudar a regularizar su ciclo menstrual y a también a mejorar ayudar la parte dermatológica (acné) al inhibir los andrógenos de la piel.

Se debe “descansar” de la pastilla anticonceptiva o del implante luego de usarlo por años

FALSO: No se deben descansar de los anticonceptivos, uno descansa de ellos cuando quiere embarazarse. Al administrar un anticonceptivo se producirán una serie de cambios hormonales para que ocurra o no la ovulación, que es inhibida por ellos. Si tomamos el anticonceptivo dos meses y paramos un mes para descansar, ponemos al organismo a readaptar ese sistema menstrual y hormonal, lo que puede ser más perjudicial para la mujer, aunado a que se pierde la eficacia anticonceptiva. No se debe hacer el descanso porque eso no te exime de los riesgos a largo plazo de los anticonceptivos y puede causar más alteraciones que tomándotelos como debes tomártelos. La paciente no va a ser infértil por un anticonceptivo dos o diez años o el tiempo que lo necesite, ni va a tener más riesgos porque lo use más o menos años con períodos de descanso.

El método anticonceptivo no pierde eficacia por el tiempo de uso. Si la paciente está tomando una que la tolere bien y no le genere efectos secundarios, la eficacia es similar. Hay métodos que hay que cambiarlos como los implantes que tienen una duración determinada, los DIU también pueden tener duración de 5 años (los que tienen hormonas) y hay que cambiarlos porque pasa su período de acción.

En resumen, los cambiamos cuando la paciente nos hace algún afecto adverso como dolores de mama, o por ejemplo cuando a dosis muy bajas y por el tiempo de sangrado, el médico ve cuál dosis colocar o el tipo de progestágeno que elegirá, pero no porque se pierda la eficacia.

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados