Tienes permitido volver a soñar.

¿Cuántas veces has caído? ¿Cuántos intentos no han salido como lo esperabas? Quizás no han sido uno ni dos intentos fallidos, han sido más. Pero, es válido y necesario levantarse y permitirse seguir soñando. No solo hay plan A, existen plan B, C, D, E, F… para crear la familia que sueñas.

Cuando te caes en este camino, solo hay una salida, levantarse y limpiarse las rodillas para seguir caminando. Creo que nadie imagina lo fuerte que puede ser hasta que le toca serlo. Siempre me consideré disciplinada para todo, si comienzo algo debo culminarlo y debo hacerlo lo mejor posible. Pero nunca imaginé lo fuerte que podía ser hasta que me tocó vivirlo; muchos hoy en día dicen que admiran lo fuerte que soy, y realmente no creo que sea más fuerte que otro, todos lo somos solo que te das cuenta cuando te llega el momento de indicado y donde no tienes otras salidas que continuar.

La cantidad de negativos que llevo durante este camino ya ni los recuerdo, son 12 meses por al menos 4 años dan unos 48 aproximadamente, y misteriosamente, nunca pierdo esas ganas de que llegue ese retraso que me lleve a esa prueba que diga positivo. ¿Cómo lo hago? Dejé de tener yo el control y se lo entregué al más grande y al que todo lo puede. Un día dije si este es el camino para ser madre al menos hay que disfrutarlo, solté la frustración para recoger a esperanza, solté la tristeza para recoger el agradecimiento de poder continuar, solté los porqués para entender y vivir el para qué, porque una cosa es soltarlo y otra cosa muy distinta es vivirlo.

Y cuando hablo de vivirlo es sumar esas constantes acciones a un propósito, el mío lo determina, sin duda alguna, la fuerza de mantenerme firme en mi sueño a pesar de las adversidades. Hoy en día no tengo absolutamente duda de eso, y ¿para qué todo esto? Para que ninguna mujer que no le esté siendo sencillo embarazarse, nunca pierda la fe ni la esperanza de lograrlo. Y el vivir esto me hace día a día sumar acciones a ello, esta columna es parte de la suma de acciones a propósito, así como mi grupo de WhatsApp donde hoy tengo dos embarazaditas y eso me hace inmensamente feliz, porque no se rindieron y hoy experimentan esa experiencia tan maravillosa de estar gestando.

Dar ese paso de seguir adelante, lleva impreso una renovación interior, un renacimiento de esperanza por este propósito de vida. Sin embargo, algunas veces suele generar una alta carga emocional, para la que algunas personas no están preparadas o no saben lidiar con ella ni con el manejo de las emociones ante un triste negativo.

Y está bien, las emociones humanas no tienen por qué ser la habilidad obligada de las personas, está bien sentir ira, tristeza o miedo. El primer paso para la felicidad, es aceptar estas emociones.

Para algunas mujeres no es fácil manejar los sentimientos esperanzadores y los miedos que vienen con el proceso de la búsqueda de un embarazo. Y al iniciar un tratamiento de fertilidad, las reservas emocionales ya pueden ser muy bajas. Creo que yo tengo sobredosis de esperanza y por eso me ha tocado repartirlas con mujeres maravillosas que Dios ha colocado en mi camino.

La realidad es que las dificultades para lograr pronto un embarazo suelen ser estresantes. Por eso, resulta de suma importancia practicar el autocuidado y buscar apoyo psicológico para que puedas prosperar en este viaje. Sola es muy difícil lograrlo, y no tengas vergüenza de pedir ayuda cuando sientas que no puedes con tanta carga. Es natural necesitar el apoyo de quienes puedan hacerte la carga más ligera. Es válido hablar con personas que ya han pasado por este proceso.

Además, te servirá para darte cuenta de que no estás sola en esto. Aunque todas las personas lidian con sus emociones de manera diferente, la empatía y comprensión que pudieras recibir de personas que han estado en tus zapatos, será muy positiva.

Buscar apoyo psicológico puede ayudarte a transitar el lado emocional del proceso. Este acompañamiento puede ayudarte a ti, inclusive a tu pareja, a abordar las emociones como un equipo, recuerda siempre que los problemas de fertilidad no son culpa de nadie, son situaciones que se asumen y se llevan en pareja. Juntos aprenderán a trabajar unidos y brindarse apoyo mutuo.

Lidiando con las emociones ante un negativo

Cuando se está buscando embarazado comúnmente pasan dos semanas, hasta el día en que se puede saber si se logró o no el embarazo

Esta espera es uno de los momentos que más emociones genera cuando se desea ser padres.

Desde esperanza hasta estrés, lo que ocasiona gran ansiedad, durante dos semanas que pueden parecer mucho más.

Cuando se ha estado buscando el embarazo por mucho tiempo, las pruebas de embarazos negativas podrían resultar familiares. Algunas mujeres desarrollan una cierta tolerancia hacia ellas con el pasar del tiempo, ojo igual me da pánico hacerme una prueba, pero con paso de la pruebas se ha ido haciendo más llevadero.

Sin embargo, no es la misma realidad para todas, la mayoría de las mujeres no lo hace. Y prueba tras prueba se vuelve cada vez más difícil enfrentarse a los resultados. Cuando tienen un negativo la decepción es aún mayor.

Enfrentar la avalancha de emociones puede ser difícil.  ¿Cómo puedes hacer frente? Si las pruebas negativas comienzan a desgastarte, aquí hay algunos enfoques que a mí me han funcionado para sobrellevar el estrés.

Habla sobre cómo te sientes al respecto de ese resultado negativo.

No existe una fórmula única para afrontar un negativo. Los sentimientos que afloran como la tristeza, la ira y la culpa son totalmente aceptables. Sin embargo, será muy difícil superar estos sentimientos si no empiezas a hablar de ellos.

Ábrete a estos sentimientos para que luego abraces los sentimientos positivos. Busca para conversar a aquellas personas con quien te sientas más cómoda, ya sea tu pareja, tu mejor amiga, tu hermana o algún miembro de tu familia o de tu más íntimo círculo social.

Incluso si aún sientes que es muy pronto para compartir tus sentimientos con alguien, háblate a ti misma y en voz alta, aunque parezca un poco tonto. Libérate de los pensamientos negativos, de los “nunca” y de los “no” y da paso a un diálogo interno positivo.

volver a soñar.
Foto referencial

Ante un negativo los hombres y las mujeres reaccionan diferente. Es importante tenerlo claro y así evitar conflictos con la pareja.

Suele suceder que las parejas reciban y manejen de forma muy distinta la noticia. Los hombres suelen mostrar sus emociones de manera diferente.

Cuando le des la noticia a tu pareja, quizá no reaccionará de la manera que esperas y lo tome con más tranquilidad. Los hombres suelen ser la parte fuerte de la pareja y como tal no pueden flaquear, o al menos demostrarlo.

Se mostrarán fuertes y serenos y lo tomarán más fríamente. No hay nada de malo en eso. Todos somos diferentes, los hombres y las mujeres reaccionan, responden y procesan las noticias de manera distinta.

No enloquezcas al tratar de entender por qué tu pareja esta tan tranquila, evita el deseo de enojarte, ofenderte o lastimarte si tu pareja no está demostrando sus sentimientos como tú y más bien acepta esta situación como algo normal.

Un negativo puede dar pie para retomar planes olvidados

Hay que darse espacio para sanar. Un buen recurso es retomar los planes o hobbies que, en el camino hacia la maternidad, has dejado olvidados en el camino, yo por ejemplo amo boxear y poder volver a entrenar siempre es maravilloso para mí.

Aquella formación online que dejaste de lado. O ese libro que siempre has querido leer y que no has empezado. Hay muchos hobbies o proyectos que uno emprende y luego se dejan de lado al enfocarse en la búsqueda del embarazo.

La vida sigue su curso, en consecuencia, tú también. No se trata de solo centrarte en la búsqueda del embarazo y dejar el resto de lado, ni tampoco fingir que nada ha sucedido.

Piensa que lograr el embarazo, sucederá en el momento que debe hacerlo. Mientras el embarazo llega, hay tanto a la misma vez sucediendo, aprovecha y disfruta de la vida. Disfrutar siempre mientras llega lo que sueñas.

Escoge prudentemente en quién confiar ante el resultado negativo

Es bueno ser abierto y no ahogarse con las emociones, pero debes escoger prudentemente a tus confidentes. Es probable que no le quieras decir a todo el mundo.

Trata de crear tu propio grupo de apoyo, entre tu familia y tus amigos íntimos. Personas que conoces y te conocen muy bien, y sabes que son capaces de darte ese apoyo en los momentos más estresantes de la búsqueda del embarazo.

Cuando ya hayas hecho tu elección, habla con ellos de la manera más honesta que puedas, cuéntales cómo te sientes y de qué forma te ayudarán a sentirte mejor. Siéntete libre de decirles si prefieres que omitan temas sobre infertilidad, nacimientos o baby shower por el momento.

Un negativo puede significar que es el momento de hacer una pausa para comenzar de nuevo

El proceso de la concepción, puede resultar un poco más complejo de lo que imaginas. Va a pasar mes tras mes y cada uno de esos meses traerá sus propias dificultades.

Tómate el tiempo que sea necesario para llorar, para autocompadecerte, pero que no pase más de una hora. Luego trata de concentrarte en todas las cosas que has conseguido hasta ahora, desde donde empezaste y a dónde has llegado. Siéntete orgullosa y agradecida de tus logros.

Busca apoyo psicológico profesional si sientes que la beta negativa te ha afectado

Si sientes que el remolino de emociones es demasiado, no está de más hacer una cita con el psicólogo. Quizá ya has intentado los consejos antes mencionado y no logras sentirte mejor.

En el mejor de los casos, la especialista en apoyo emocional te dará técnicas útiles que te ayudarán en el proceso para afrontar los sentimientos negativos. Si decides tomar sesiones de apoyo psicológico y tienes pareja, inclúyelo también.

Si bien no muestra sus sentimientos del mismo modo que las mujeres, tienen sentimientos. Recuerda, no importa qué, están juntos en esto.

Yo estoy aquí para oírte, entenderte y apoyarte, si sabes que tiene oportunidades sigue adelante y lucha. Ten siempre presente que en este camino los obstáculos y los negativos pueden aparecer, pero no son una sentencia de que no lo vas a lograr, muy por el contrario, te están preparando para algo más grande de lo que imaginas.  Solo acepta que cada vivencia es parte del recorrido y sigue que cada paso se va acercando a dónde quieres llegar.

Puedes seguir más de cerca mi historia a través de @mipropositocreandovida y @yuraimamedinave es posible que mi historia pueda nutrir la tuya.

Yuraima medina

Lea también: ¡Me sumo! Marzo, mes de concientización sobre la endometriosis

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados